Ajache / Jache / Hache

Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem
https://hdl.handle.net/11730/guatc/147

En la toponimia de dos islas del Archipiélago aparece Ajache, en Tenerife y Lanzarote, además de otras formas próximas en otras islas del archipiélago, como el Pinajache en Fuerteventura.

En Tenerife, Ajache da nombre a un roque y a un risco en la cabecera del Barranco del Infierno, municipio de Adeje (GAC 130 B4). Bethencourt Alfonso lo describe como "un risco pavoroso en el nacimiento del barranco del Infierno, en la hondonada de Abinque", y añade que "existe otro lomo de este nombre en Ibóibo, Adeje" (1991: 400). A ellos hay que añadir una cañada que en la Toponimia de los barrancos de Tenerife (Pérez Carballo 2011: 58 C5) se nombra como Hache o Jache. No sabemos si la h- inicial con que se escribe la primera variante de esta cañada tiene algún valor fonológico o si es simple marca ortográfica, pues si fuera así sobraría.

En Lanzarote el topónimo más conocido es Los Ajaches, en plural, el macizo del Sur de la isla, declarado Paraje Natural de interés nacional en 1987 y que tiene la segunda mayor altura de la isla con 608 m en la Atalaya de Femés. Pero dentro de este macizo, a sus dos puntos más elevados se les llama, respectivamente: al del norte, Ajache Grande, y al del sur, Ajache Chico (también con las variantes Jache Grande y Jache Chico), que describimos con más detenimiento en la entrada siguiente Ajaches.

Las grafías con que se han escrito estos dos topónimos, el Ajache de Tenerife y Los Ajaches de Lanzarote, reunidos por Wölfel en sus Monumenta (1996: 969), son una muestra elocuente de las disparatadas escrituras en que andan por regla general los topónimos canarios, copiándose y empeorándose de unas a otras, y eso que en este caso se trata de documentación que no va más atrás del siglo XIX. Estas son: Avache, Avaches, Abaches, Abache, Afache y Afaches, además de las correctas Ajache y Ajaches. Desde estas grafías se debate Wölfel tratando de averiguar qué consonante inicial debe de ser la verdadera, si la aspirada, si la bilabial o si la interdental, suponiendo él "que se trata de una f articulada sin consistencia, con aspiración precipitante" (ibidem.)

En un momento determinado, analizando exclusivamente el topónimo lanzaroteño, llegamos a pensar nosotros (Trapero y Santana 2011: 136) que el nombre de Ajache podría vincularse con el antropónimo Ache, personaje guanche de Lanzarote del tiempo de la conquista (escrito como Ache, Afche, Affche, Asche, etc. en Le Canarien) que quiso suplantar a su hermano el rey Guardafría. No sería la primera vez que un topónimo canario se debiera a un antropónimo guanche, como ocurre con Teguise, Zonzamas o Guanarteme, a pesar de la creencia de Álvarez Delgado (1956: 364) de que no hubo en la época guanche relación directa entre sus antropónimos y topónimos, y que descartó expresamente en el caso que nos ocupa (Álvarez Delgado 1979: 19). A la vista del también Ajache tinerfeño, también nosotros descartamos esa hipótesis.

Ningún paralelo bereber dice poder aportar Wölfel a la explicación de Ajache, pero nosotros pensamos que, aparte de la inicial a- del artículo masculino singular del bereber, podría esconderse una forma alterada del radical GhD 'ser recto, estirar, alargar', de la que deriva aghghad 'rectitud, estiramiento, alargamiento', voz probablemente emparentada con Ajache, por ensordecimiento de gh > j, palatalización de d > ch y paragoge de vocal final -e. Otra forma derivada del mismo radical ofrece aghuda, masculino singular (taghuda, femenino singular), con el valor de 'alfiler, broca de tejer' (Jordan 1934: 22). Finalmente, Sabir (2001: 307-308) cree que el topónimo lanzaroteño Ajaches tiene su origen en el término aggad del Sur de Marruecos, forma masculina singular con el significado de 'ganado cabrío', y que puede hacer referencia a la actividad ganadera de esa zona de Lanzarote.

Desde luego la orografía de Los Ajaches lanzaroteños coincide con la interpretación primera del bereber de ser unas elevaciones extendidas, alargadas, pero no tiene por qué ser esa realidad concreta la que coincida con el significado básico y general del étimo lingüístico. La mayor parte de las geografías canarias que tienen topónimos marcados por voces que contienen el segmento jache son de alturas y de riscos. Y a estos quizás debieran sumarse aquellos otros topónimos que contienen la palabra hacha, que nada representa desde el contenido que tiene en el español, pero que bien puede ser el resultado de una evolución guiada por la etimología popular, como creemos que ocurre concretamente en el topónimo grancanario Morro del Hacha que está en la parte más riscosa de la parte alta del municipio de Valverde, al este de la Caldera de los Marteles, y que cumple por tanto con lo que hemos dicho de las geografías características de los topónimos jache. Y es lo más probable que también pertenezcan a este mismo étimo los topónimos que contienen el segmento gache: Agache en El Hierro y Tenerife, Artapugache y Tapugache en La Gomera, Gache en El Hierro y posiblemente también el Gachila de Fuerteventura.

Leer más ...

ISLA   TENERIFE, LANZAROTE


MUNICIPIO    Yaiza, La Orotava, Adeje


TOPÓNIMO VIVO, SIGNIFICADO PROBABLE

OTROS TOPÓNIMOS RELACIONADOS


En el mismo municipio

COMPARTIR


ETIQUETAS


+ Añadir etiqueta

Comments

No comment yet! Be the first to add one!

COMENTARIOS


Comments

No comment yet! Be the first to add one!


AÑADIR COMENTARIO A ESTE TOPÓNIMO


Comments

No comment yet! Be the first to add one!

New Tags

I agree with terms of use and I accept to free my contribution under the licence CC BY-SA.