Erque

Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem
https://hdl.handle.net/11730/guatc/1234

Este nombre aparece en la toponimia de dos islas, Tenerife y La Gomera, si bien en la actualidad el singular Erque es exclusivo de La Gomera y el plural Erques lo es de Tenerife. Y además de ellos, los diminutivos Erquillo y Erquito en La Gomera y los compuestos Chijerque y Tamonerque en La Gomera y Topuerque e Inquerque en Tenerife. Estudiaremos cada uno de ellos en su entrada particular, pero tratamos de las consideraciones filológicas generales que afectan al segmento erque o erques de todos ellos en esta entrada.

Dos advertencias generales previas. La primera: que deben descartase las h iniciales con que a veces aparecen escritos estos topónimos, pues no son sino signos de una interpretación hiperculta al considerarlos de origen español y que no tienen ningún valor fonológico en la pronunciación de la voz. Prueba de la arbitrariedad de esa escritura es, por ejemplo, la que muestra la Toponimia de los barrancos de Tenerife que escribe Herques, con h, el barranco que circula entre los municipios de Güímar y Fasnia (Pérez Carballo 2011: 40 A2), y Erques, sin ella, al barranco del mismo nombre que circula entre los municipios de Guía de Isora y Adeje (Pérez Carballo 2011: 51 C3). Y la segunda: que no obstante la precisión que hemos hecho de que en la actualidad la forma singular Erque se refiere a los topónimos de La Gomera y la forma plural Erques a los de Tenerife, en la documentación antigua, y aún en alguna moderna, ambas formas alternan casi de continuo y sin distinción clara.

El Erque de La Gomera designa un largo y profundísimo barranco (uno de los más espectaculares de toda la isla) que nace en las estribaciones del Garajonay y desemboca en la Playa de la Rajita, y da nombre además a un mínimo caserío que se ha constituido en la parte alta de su banda izquierda (GAC 56 D1), teniendo como núcleos poblacionales más cercanos a Chipude y a Igualero, pertenecientes todos al municipio de Vallehermoso. Además de ellos, la voz aparece en numerosos topónimos secundarios de este territorio, pues al ser tanto barranco (solo cauce) como valle (territorio cultivado o apto para el cultivo) ha sido un lugar muy frecuentado antrópicamente.

Como "pago" de Chipude describe Viera y Clavijo el Valle de Herque en la segunda mitad del siglo XVIII, como un barranco plantado de higueras, palmas y morales, aunque no nos diga de cuantos vecinos estaba poblado entonces (1982: II, 92). Y como montaña de Erque la cita el mismo Viera en su Diccionario de historia natural en la que dice se puede extraer el canto azul, una especie de piedra "cuyo grano fino y suave lo hace material digno de grande arquitectura" (2014: I, 264)1. También como Valle de Erque, pero sin h, aparece en la relación de poblados de La Gomera que hizo Antonio Riviere hacia la mitad del siglo XVIII, entonces con tan solo 8 vecinos (1997: 243). También en el exterior del mapa que este geógrafo dibujó de la isla de La Gomera aparece una Plaia de Erques (ibíd.: 246).

Debe decirse además que el Erque de La Gomera ha desarrollado otros dos topónimos menores próximos y secundarios a él, los dos en forma diminutiva: Erquito y Erquillo. Y que el mismo término Erque es el que posiblemente esté debajo de los topónimos también gomeros Chijerque y Tasmonerque. Y vale decir que el Diccionario geográfico de Madoz (1986: 125) da cuenta del Herque y del Herquillo de La Gomera, pero no del Erques o Herques de Tenerife.

Varias y distintas han sido las interpretaciones que se han dado a estos topónimos canarios. Los cita Wölfel en sus Monumenta (1996: 963-964) a partir de las inscripciones conocidas por él procedentes de fuentes del siglo XIX, a excepción de la cita de Viera, y tanto las referidas al topónimo de Tenerife como de La Gomera. Las grafías con que se recogieron los topónimos de Tenerife son: Herque, Xerque y Jerque (adviértase que falta justamente la forma que hoy consideramos auténtica), y de La Gomera: Herque, Herquito, Erque, Erques, Hercos y Xerques. Tras tratar Wölfel de explicar estas distintas grafías y de algunos fenómenos fonéticos que ellas suponen, relaciona las voces canarias con la voz tuareg erkah que tiene el significado de 'relieve de terreno rocoso de color oscuro'. Sabir (2001: 323-324) aporta un nuevo topónimo bereber vinculándolo al Erque canario: es un barranco que desemboca en el valle del Dra, al sudeste de Marruecos, de nombre Iriqui, sin más significado. Por su parte, Pablo de Luca (2004: 178), refiriéndose expresamente al Barranco de Erque (sic) de Tenerife, entre Fasnia y Güímar, le otorga el paralelo verbal erkes del tuareg con el significado de 'pisotear' o 'lo pisoteado', en referencia al fondo de un lugar. Reyes García (2004d: 53) analiza el topónimo de La Gomera y lo interpreta como 'lugar caluroso' a partir del supuesto étimo erqqay. Finalmente, Perera López (2005: 7.75) advierte que estos topónimos se aplican a profundos barrancos tanto en el caso de La Gomera como de Tenerife y en este sentido puede compararse con las voces bereberes ankawa 'valle hondo' y gark / grek 'lugar profundo', unos términos que Wölfel (1996: 1014 y 857, respectivamente) aporta en su estudio de los topónimos Cubaba y Chigaragüe de La Gomera y de Agraga y Garaga de Gran Canaria.

Otra interpretación propone nuestro colaborador Abrahan Loutf para estos topónimos canarios a partir de la voz bereber irki que recoge De Foucauld (1951: 1621) con el valor de 'pudrir', que por extensión semántica adquiere el sentido de 'malo' y que se aplica en la toponimia a lugares de mal olor o a lugares muy escabrosos, como pueden ser considerados los barrancos muy profundos de La Gomera y de Tenerife.

En lo que nadie ha reparado es en si la forma Erques de Tenerife es originaria guanche o ha desarrollado la -s final como morfema plural desde el español, teniendo que suponer entonces que tuvo que haber un tiempo en que la forma erque fuera también apelativo en la isla de Tenerife y coincidente entonces con la que ha quedado en La Gomera. Sin embargo, los diminutivos Erquillo y Erquito de La Gomera deben considerarse topónimos creados en época hispana como referencias geográficas menores respecto del topónimo previo Erque. Problemática distinta presentan los que consideramos compuestos de erque: en La Gomera Chijerque y Tamonerque y en Tenerife Topuerque e Inquerque, que consideramos en sus respectivas entradas.

Incluso en las primeras datas de Tenerife (Serra 1948) aparecen varios personajes con nombres como Avberque, Aguaberque y Agreberque, a todas luces guanches o descendientes de guanches, que podrían estar relacionados con los dos barrancos Erques de Tenerife.

1 Los autores de la última edición del Diccionario de Viera escriben Erque sin h, pero aclaran en nota a pie de página que en el original de Viera y en todas las ediciones anteriores aparece con h.

Leer más ...

ISLA   LA GOMERA


MUNICIPIO    Vallehermoso


TOPÓNIMO VIVO, SIGNIFICADO PROBABLE

OTROS TOPÓNIMOS RELACIONADOS


En el mismo municipio

COMPARTIR


ETIQUETAS


+ Añadir etiqueta

Comments

No comment yet! Be the first to add one!

COMENTARIOS


Comments

No comment yet! Be the first to add one!


AÑADIR COMENTARIO A ESTE TOPÓNIMO


Comments

No comment yet! Be the first to add one!

New Tags

I agree with terms of use and I accept to free my contribution under the licence CC BY-SA.