Troya

Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem
https://hdl.handle.net/11730/guatc/3538

Nuevamente nos encontramos en el caso de Troya con un término que en la toponimia de Canarias puede ser ejemplo perfecto del fenómeno de la homonimia: la confluencia en el significante de dos étimos procedentes de dos lenguas distintas: el guanche y el español, y desde el español como un antropónimo. Por ello es necesario discernir la posible pertenencia de cada uno de los topónimos en que aparece a una de estas dos hipótesis.

Son dos las islas en que hay topónimos con el nombre de Troya: Gran Canaria y Tenerife. En Gran Canaria son 12 los topónimos con ese nombre, aunque solo 7 los lugares de la isla en que están por la recurrencia en varios accidentes particulares vinculados entre sí (La toponimia de Gran Canaria 1997: II, 322). Con el solo nombre de Troya se conocen dos zonas respectivas de los municipio de Agaete y GAL; la primera es un lugar situado al noreste del pueblo de Agaete y que a su vez genera un Barranquillo de Troya, y la segunda un lugar de la parte alta del municipio de Gáldar, situado entre Caideros de San José y Montaña Alta. Además, hay una Hoya Troya en la parte alta del municipio de Vega de San Mateo lindando con el de VAQ, en la zona de La Lechucilla. Estos tres Troya son los que nos hacen pensar en un origen prehispánico del término, por el tipo de accidentes a los que nombran, por los lugares en los que están y, sobre todo, por la manera de configurarse los topónimos. Los otros de Gran Canaria en que aparece el mismo nombre de Troya los identificamos como procedentes del apellido español, y por las mismas razones anteriores; estos son: Cañada de Cho Troya, en la zona de Tasartico, municipio de La Aldea de San Nicolás; Casas de Cho Troya, por el Barranco de Ayagaures, municipio de San Bartolomé de Tirajana; Lomo de los Troya en el municipio de Artenara; y otros varios de similar composición. Incluso hay un pequeño caserío en el municipio de Valleseco con el nombre de Las Troyanas diseminado en el barranquillo del mismo nombre entre los pueblos de Valleseco y Valsendero. Este último topónimo refleja claramente la derivación a partir de la herencia de tierras que reciben las hijas de un tal Alonso de Troya y que se convirtió en topónimo en fechas tempranas, pues ya se registra en un documento de mayo de 1638 en donde un tal Domingo Rodríguez dice tener cuarenta fanegas de una "Hacienda de tierra labradía en Las Troyanas de Valleseco" (Pérez Hidalgo 2011: 744).

En Tenerife el nombre de Troya pertenece a una zona de la parte baja del municipio de Adeje en su límite con el de ARO y que tiene como topónimos particulares unos llanos y un barranco (Pérez Carballo 2011: 67 H3), además de una Playa de Troya (GAC 136 A1) engullida hoy por las incontables modernas urbanizaciones turísticas que hay entre las Américas y Costa Adeje. Y esta Troya de Tenerife es para nosotros también de origen prehispánico, por las mismas razones apuntadas antes.

En ningún registro lexicográfico dedicado al vocabulario de los aborígenes canarios figura este término, y no porque ninguno de esos autores no conociera al menos alguno de estos topónimos, como puede ser el caso de Bethencourt Alfonso, sino porque no lo consideraran guanche, y en este caso solo porque ese término existe tal cual en el español. En efecto, Bethencourt Alfonso cita en su Historia del pueblo guanche varias veces la playa de Troya del Sur de Tenerife como punto desde el que, según la leyenda, una joven de la nobleza del tagoro de Archaha, llamada Guilda, logró atravesar sobre una balsa de foles o zurrones el estrecho de mar que separa a la isla grande de La Gomera (1991: 62). Pero en casos como este es donde es de aplicación el principio de verosimilitud toponímica o de coherencia toponomástica, es decir, donde han de ponerse en comprensión la lengua y la geografía. Y la toponomástica nos dice que los topónimos formados sobre un antropónimo lo hacen por regla general sobre un término genérico que implique una cierta propiedad, como pueden ser los anteriormente citados Casas de Cho Troya o Lomo de los Troya de Gran Canaria, no sobre un topónimo "puro" como son este Troya de Tenerife y los dos de Gran Canaria de Agaete y de Gáldar.

No contamos tampoco con paralelos bereberes con quien poder compararlo ni con otros topónimos canarios que vengan en su apoyatura de una manera evidente, pero nos parece que sí hay algunos que podrían tener algún componente léxico común, como el Tenoya de Gran Canaria, el Taboya de La Gomera o los Ganoya y Chinoya de Tenerife, entre otros.

Leer más ...

ISLA   TENERIFE, GRAN CANARIA


MUNICIPIO    Agaete, Gáldar, Vega de San Mateo, La Aldea de San Nicolás, Artenara, Adeje


TOPÓNIMO VIVO, SIGNIFICADO DESCONOCIDO

OTROS TOPÓNIMOS RELACIONADOS


COMPARTIR


ETIQUETAS


+ Añadir etiqueta

Comments

No comment yet! Be the first to add one!

COMENTARIOS


Comments

No comment yet! Be the first to add one!


AÑADIR COMENTARIO A ESTE TOPÓNIMO


Comments

No comment yet! Be the first to add one!

New Tags

I agree with terms of use and I accept to free my contribution under the licence CC BY-SA.