Aguadinace / Aguadinare

Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem
https://hdl.handle.net/11730/guatc/3675

/ Guadinase. Un fraile franciscano de nombre Diego de Guadix es autor de una Recopilación de algunos nombres arábigos considerado como el diccionario de arabismos más nutrido del español. Esta obra ha estado inédita hasta principios de este siglo XXI, pero se cree fue terminada hacia 1590. El interés de esta obra para la toponimia de Canarias es que en ella se incluyen como tales arabismos 35 topónimos de las Islas que son guanches, además de tres palabras comunes (gofio, guanche y til) igualmente consideradas por él como de origen árabe. No interesa tanto lo que desde el punto de vista filológico dice de cada una de esas palabras como el hecho de considerar la lengua guanche como emparentada o derivada del árabe, creencia que era la generalizada en la época y que ha durado en muchos casos hasta la actualidad, siendo tan equivocada. A esta obra del Padre Guadix le hemos dedicado nosotros un estudio monográfico (Trapero 2007: 315-345).

El Padre Guadix estuvo en las Islas comisionado como visitador de la provincia franciscana de Canarias en 1586, razón por la que los nombres canarios que incluye en su Recopilación fueron conocidos directamente por él, y poseen por tanto el valor de lo inédito. Ello se manifiesta no solo en la relación de esos nombres sino en la descripción tan minuciosa y viva que hace, por ejemplo, de la Cueva Pintada de Gáldar o del Árbol Santo de El Hierro. Téngase en cuenta que escribe sobre Canarias antes de que se hubieran publicado las tres primeras "historias" con que cuentan las Islas, las de Espinosa, Torriani y Abreu Galindo. De entre los 35 topónimos canarios estudiados por Diego de Guadix están algunos de los más nombrados, como Tenerife, Gomera, Orotaba, Gáldar, Telde, Tirajana, Benchijigua o Bentaiga; no todos los 35 son guanches, pues incluye dos que no lo son: Lanzarote y Hierro. Todos ellos nos son reconocibles, menos cinco que nos resultan totalmente desconocidos: Aguadinace, Benhigua, Chehela, Cirin y Tenaçayte.

Por lo que se refiere al topónimo Aguadinace dice que es "una cañadilla o arramblilla seca de la isla de El Hierro, que tiene a la una parte y a la otra muchas cuevas o grutas en que habitaban los antiguos naturales de aquella isla y aun ahora moran, en algunas de aquellas cuevas algunos de los cristianos de aquella isla". Por lo que se refiere al nombre dice que consta del árabe al+gued+ned, que significa 'el río de la gente'. El topónimo ha desaparecido del todo de la tradición oral (Trapero et alii 1997), y la única referencia antigua que hemos encontrado a este topónimo lo es en las Antigüedades de la isla del Hierro de Bartolomé García del Castillo a principios del siglo XVIII, una vez citado como "barranco de Guadinase" y otra como "cueva en Aguadinare" como (2003: 170 y 182, respectivamente). Y véase que la condición de barranco y de cueva que tiene este topónimo en las Antigüedades de García del Castillo coincide exactamente con la descripción del franciscano. Así que la cita de Diego de Guadix se convierte en la referencia más amplificada con que contamos de este topónimo, cosa que nos hace pensar en que debió estar personalmente en aquella isla, aunque las formas del topónimo transmitidas por García del Castillo Aguadinare y Guadinase nos parecen más verosímiles que la suya de Aguadinace por esa c final que trata de ocultar el seseo generalizado que ya estaba implantado en la isla.

Leer más ...

ISLA   EL HIERRO


MUNICIPIO    Valverde


TOPÓNIMO DESAPARECIDO

OTROS TOPÓNIMOS RELACIONADOS


En el mismo municipio

En la misma isla

COMPARTIR


ETIQUETAS


+ Añadir etiqueta

Comments

No comment yet! Be the first to add one!

COMENTARIOS


Comments

No comment yet! Be the first to add one!


AÑADIR COMENTARIO A ESTE TOPÓNIMO


Comments

No comment yet! Be the first to add one!

New Tags

I agree with terms of use and I accept to free my contribution under the licence CC BY-SA.