Adeje

Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem
https://hdl.handle.net/11730/guatc/4531

Adeje no solo es término toponímico de Tenerife, aunque sea el de esta isla el más conocido por haber llegado a denominar a uno de sus municipios y por haber sido un territorio principal en tiempos anteriores a la conquista. Adeje es también topónimo de Gran Canaria y de Fuerteventura y, con seguridad, con total independencia respecto del de Tenerife.

Estas son las recurrencias reúnidas por nosotros:



Topónimos

Isla

Mun.

Adejes, Los

F

TUI

Barranco de los Adejes

F

TUI

Morro de los Adejes

F

TUI

Adeje

C

SLT

Fuente de Adeje

C

SLT

Vueltas de Adeje

C

SLT

Adeje

C

ING

Barranquillo de Adeje

C

ING

Cruz de Adeje

C

ING

Adeje

T

ADE

Baja de Adeje

T

ADE

Costa Adeje

T

ADE

Vueltas de Adeje

T

ADE



En Fuerteventura la forma que pervive con plena vigencia es Los Adejes, en plural y con artículo, y da nombre a dos lugares diferentes, aunque cercanos entre sí y pertenecientes ambos al mun. TUI. El plural de estos topónimos de Fuerteventura viene bien marcado en las fichas de Alvar: [loh adé:heh]. Los Adejes es un caserío muy cercano a Tuineje (GAC 233 F2); el Barranco de los Adejes corre por las cercanías de Tesejerague (GAC 233 F4) y el Morro de los Adejes está en la parte sur del municipio (GAC 233 G6). El núcleo de población aparece en el informe que el Obispo Dávila hace de su visita a la isla de Fuerteventura en 1733 diciendo que entre los pagos de La Florida, Adege (sic) y Setegarege suman 52 familias, los tres pertenecientes a la jurisdicción de Pájara (cit. Riviere 1997: 181). Como Aldeje aparece en un protocolo del año 1673, del escribano de Fuerteventura Pedro Lorenzo Hernández (Padrón Artiles 2005: 367) con la referencia inequívoca de pago al que pertenecen las tierras que se otorgan. Y ya a finales del siglo XIX, en la Memoria sobre las costumbres de Fuerteventura de Ramón Castañeyra (1992: 82) se registra también en singular como Adeje y como nombre de un cortijo.

En Gran Canaria, ya con la forma singular Adeje, también aparece en dos lugares distintos, pertenecientes a los municipios de SLT e ING y dando lugar ambos a sus varios topónimos secundarios (La toponimia de Gran Canaria 1997: II, 57). El Adeje de Santa Lucía de Tirajana está en la parte alta y más riscosa de este municipio y ha generado el topónimo secundario Las Vueltas de Adeje. El Adeje de Ingenio se corresponde con una pequeña zona del Barranco de Guayadeque, cercana al punto en que lo atraviesa la actual carretera de Ingenio a Agüimes, y sigue nombrando a un pequeño barranco como antes a un pozo o fuente que había en sus inmediaciones y a la casa de los camineros (Sánchez Valerón 2007: 16-17).

En Tenerife, como adelantamos, Adeje fue un territorio principalísimo en tiempos de los guanches; se convirtió después de la conquista en sede del Señorío de Adeje, de una gran importancia política, económica y social en las Islas; en la actualidad es el municipio más meridional de la isla, situado entre Guía de Isora y Arona, y una de las zonas de mayor actividad y desarrollo turístico de Canarias, con la creación de una "marca" turística: la de Costa Adeje.

El menceyato de Adeje llegó a constituirse en el territorio dominante de toda la isla de Tenerife, al decir del primer historiador de Canarias. "Muchos años -dice Alonso de Espinosa- estuvo esta isla y gente della sujeta a un solo rey, que era el de Adeje, cuyo nombre se perdió de la memoria" (1980: 40). Fue Antonio de Viana en su Poema quien puso nombre a este anónimo rey de Adeje y lo llamó "Tinerfe el Grande". Y es de él de quien descienden los nueve hijos entre los que se dividió y repartió la isla, tal cual la encontraron los castellanos al tiempo de la conquista. Y en este tiempo el reino de Adeje estaba gobernado por Atbitocazpe (según lo escribe Espinosa, ibíd.: 41) o Atbitocarp (según lo escribe Abreu 1977: 293); sin embargo, el poeta Viana (canto I, v. 892) inventa el nombre de Pelinor para este personaje.

Los límites del Reino de Adeje, al decir de Bethencourt Alfonso (1994: 88) eran: al nordeste, el río Chasna, que lo separaba del reino de Abona; al suroeste, el reino de Daute, con la frontera de los cerros de Tamaseche, Erjo, Bolico, Erchefe, Chijañe, Jinfas e Imoje; al noroeste, el filo de la cumbre de las Cañadas del Teide; y al suroeste, el mar. Ocupaba, por tanto, los territorios que hoy pertenecen al municipio de Adeje, pero también los de Isora y los de Santiago del Teide; o sea, todo el Suroeste de la isla de Tenerife, el territorio más extenso de la isla, porque poseía las condiciones más favorables para el tipo de actividad predominante de la sociedad guanche que no era sino el pastoreo. Era, a la vez, el territorio más poblado, y por eso uno de los que con mayor intensidad conservan topónimos prehispánicos. A los anteriormente citados hay que añadir los 19 términos que según Bethencourt (1994: 92) constituían sus tagorores y que eran: Archaga, Arguayo, Aripe, Armache, Beña, Bilma, Chasna, Chirche, Cho, Guárgacho, Iboibo, Imeche, Isora, Jama, Roesmo, Tamaimo, Taucho, Tijoco y Tilena, vivos aún la mayor parte de ellos, y muchos nombres de pequeñas o medianas localidades, como Armeñime, Fañabé, Ifonche, Taucho, Teresme y Tijoco. La capital la tenían en el mismo lugar en que hoy está el pueblo de Adeje, y más o menos donde después se levantó la Casa-Fuerte de Adeje.


Mapa de los "Reinos de Tenerife" de las Datas de Serra


La primera documentación histórica en que aparece el topónimo es en un documento de marzo de 1498 en el Registro del Sello en que se ordena al obispo de Canarias y al gobernador de Gran Canaria que informen a la Corona sobre la venta que Alonso de Lugo hizo de un gran número de canarios de los bandos de paz de Adeje, Abona y Güímar (Aznar Vallejo 1981: doc. 446). Y ya en ese mismo Registro del Sello aparece citado de continuo en años sucesivos. Y lo mismo en las primitivas datas de Tenerife en las que se reparten tierras y aguas entre quienes habían participado en la conquista y deciden quedarse en la isla y entre los nuevos colonos que vienen a ella. En una de estas datas fechada en el año 1508 todavía se menciona "la casa del rey de Adeje" como referencia que fija la linde de ese otorgamiento de propiedad (Serra 1948: doc. 637).

En las escrituras antiguas el nombre de Adeje alterna entre las tres grafías que pretenden reflejar el fonema velar fricativo /x/ de su última sílaba. Adeje y Cala de Adeje aparecen respectivamente en el interior y exterior del mapa de Torriani (1978: 173); Adexe y Caleta de Adexe también respectivamente en el mapa de Briçuela y Casola (2000: 56); Adeje y Puerto de Adeje, en el de Riviere (1997: 74). Como Adege lo escribió el Obispo Dávila en las Constituciones Synodales que reflejan sus andanzas por las parroquias de las Islas hacia 1735; y dice allí que esta villa fue "Cabeza de Reyno de los que llaman Guanches" y que en la actualidad "Ay un ingenio de azúcar" (cit. Riviere 1997: 69). El propio Riviere dirá años más tarde que el lugar de Adeje tenía 135 vecinos, de los cuales 103 vivían en el centro (Riviere 1997: 62). En el último tercio del siglo XVIII, la Villa de Adexe aparece en la obra de Quesada y Chaves como "desmembrada de la parroquia de Daute" y contaba entonces con 186 casas y 855 personas (2007: 222). Y Viera y Clavijo dirá en su Historia de Canarias que Adeje "está en un terreno de temperamento apacible, más cálido que frío, cuya campiña, poblada de mieses o de cañas dulces y regada de buenas aguas, goza de bellas vistas al mar" (1982: II, 415).

El Diccionario geográfico de Madoz, de mitad del siglo XIX, concede al topónimo Adeje dos entradas, una dedicada al puerto, del que dice que "es de poca estensión (sic) y de mal fondeadero, a causa de desaguar en él el caudaloso barranco llamado del Infierno"; y la otra al pueblo y municipio, situado -dice- "en el delicioso valle de su nombre, dominado por las rocas de Carasco y de Hio, las cuales contribuyen a dar mayor altura a otro ramal que se une a la cañada por las bocas del Tance... Forman la población 239 casas, entre las cuales se distingue por su grandiosidad y buena fábrica el palacio de los antiguos señores" (1986: 37).

Nombre con tal cantidad de recurrencias y en lugares tan diferentes de tres islas no pudo sino haber sido un apelativo en la lengua de los guanches, y hasta es posible que su condición de apelativo llegara hasta tiempos hispánicos, lo que explicaría la forma Adejes de Fuerteventura, previsiblemente conformada con la marca del plural español. Los Adeje de Gran Canaria y el Adejes de Fuerteventura nunca han pasado de ser microtopónimos, conocidos únicamente en sus respectivos entornos, pero el Adeje de Tenerife, justamente por la importancia que tuvo, aparece citado en todas las fuentes históricas e historiográficas de Canarias, aunque con innumerables grafías diferentes, a pesar de ser nombre de fonética tan clara: Adexe, Adeje, Adege, Adehe, Odex, Dexa y Adedexe, lo que no hace sino manifestar lo que tantas veces hemos dicho: la vacilación de los escribanos al transcribir unos sonidos pertenecientes a una lengua ajena. Todas esas formas las recoge Wölfel en sus Monumenta (1996: 903-904) pero no puede ofrecer ninguna explicación a su etimología ni ningún paralelo bereber.

Por nuestra parte, advertimos en la forma Adeje el primer elemento morfológico del modelo a-, como prefijo de estado con que se construye el masculino singular en el bereber. Además, el topónimo guanche se acerca bastante a la forma de la voz tuareg edegue (pl. ideguiten) con el valor de 'piedra de molino neolítico' o simplemente 'piedra para moler' (Foucauld 1951: 186). Otra forma también bastante próxima al registro canario es edehi, recogida por Laoust (1939: 29) en el habla ahagar con el sentido de 'arena fina'. Por prefijación de am-, probablemente con el valor gramatical de 'abundantivo', aparece con más frecuencia en habla chelja el término amadagh 'almiar, pajero', sobre todo en las hablas del Sur: Ayt Messad, Ayt Bou Oulli, Imeghran, Imesfiwan, etc. Los bereberes zanata la conocen con varios sentidos: primero con el sentido ya señalado de 'almiar' en Ayt Warain, Ayt Seghrouchen, Beni Iznasen, etc., y segundo con el de 'ramo pequeño' y 'espiga' (Laoust 1920: 357). Podrían añadirse otras formas toponímicas emparentadas con este radical: Tizi Imuldighen (forma plural en i---n) por prefijación de m-, marca de abundantivo, dando nombre a una cumbre a 2.770 m de altitud en el Alto Atlas.

En definitiva, que no sabemos el significado que pudo tener la palabra Adeje.

Leer más ...

ISLA   TENERIFE, GRAN CANARIA


MUNICIPIO    Santa Lucía de Tirajana, Adeje, Ingenio


TOPÓNIMO VIVO, SIGNIFICADO PROBABLE

OTROS TOPÓNIMOS RELACIONADOS


En el mismo municipio

COMPARTIR


ETIQUETAS


+ Añadir etiqueta

Comments

No comment yet! Be the first to add one!

COMENTARIOS


Comments

No comment yet! Be the first to add one!


AÑADIR COMENTARIO A ESTE TOPÓNIMO


Comments

No comment yet! Be the first to add one!

New Tags

I agree with terms of use and I accept to free my contribution under the licence CC BY-SA.